Soy José Ángel y tengo 10 años. Hace un año que noté que veía borroso cuando llevaba mucho tiempo estudiando. Fui a mirar la vista por si necesitaba gafas, pero mi problema era otro, mi ojo izquierdo no tenñia coordinación.

Acudí a Visualia. Allí me hicieron un estudio y enseguida vieron mi problema. Poco a poco, gracias a los ejercicios que hacia en Visualia, realidad virtual y otros juegos, y los que ellos me mandaban para trabajar en casa, como el Visionary, he conseguido que mi ojo izquierdo vea igual que el otro ojo.

Gracias a Nansy, Silvia y demás trabajadoras de Visualia.

José Ángel

Testimonio de paciente de Terapia Visual en Asturias