Me llamo Ainara y tengo 9 años.

Fui a Visualia durante unos meses. Una de las razones fue que a partir de los dos metros veía borroso.

Empecé haciendo terapia y ejercicios en casa y poco a poco fui mejorando. Las personas con las que estuve fueron Rosa, Nansy, Belén, Óscar y Silvia. Todos ellos muy majos y simpáticos.

Igual que Mara, la chica que estaba en la puerta, que siempre me preguntaba por el Barcelona, el Sporting o mi equipo. Cuando acababa la sesión, en los últimos 5 ó 10 minutos jugaba a algún juego.

A veces me revisaban para saber si mejoraba. Cuando hacía bien un ejercicio de los que hacía en casa, me cambiaban el nivel.

Al final conseguí ver desde 4 metros.

Por eso les estoy muy agradecida.

Testimonio de paciente de Terapia Visual en Asturias: Ainara, 9 años