Las habilidades visuales son esenciales en el rendimiento escolar. En este artículo te contamos cuáles son y como influyen en el aprendizaje.

Leer, escribir, ortografía, y en muchas escuelas, el trabajo con ordenador, son algunas de las muchas tareas a las que se enfrentan los alumnos durante todo el día, día tras día.

Todas estas tareas requieren que el niño sea capaz de «ver con nitidez», pero además debe haber desarrollado otra serie de Habilidades Visuales (visión binocular, capacidad de enfoque, movimientos oculares precisos) y buena Percepción visual que son imprescindibles para que el/la niño/a sea capaz de recibir y comprender de forma rápida y eficaz la información visual.

Por tanto, si hay cualquier interferencia en las habilidades visuales, el/la niña/o no puede desarrollar su potencial plenamente, generando un problema en el proceso de aprendizaje.

Estas habilidades, necesarias para un buen rendimiento académico, se desarrollan en la etapa preescolar y si surgen dificultades en la misma, se pueden reducir o eliminar con la ayuda de la optometría comportamental y sus terapias (Terapia Visual, terapia para Reflejos Primitivos….).

 

Habilidades Visuales que influyen en el aprendizaje

Infografía Habilidades visuales necesarias para el aprendizaje

Agudeza Visual

Es la capacidad de nuestro sistema visual para discriminar e identificar nítidamente estímulos visuales o detalles de los objetos en buenas condiciones de iluminación.

Es decir, en el caso de que haya defecto de refracción, la máxima visión que podemos alcanzar, o el mínimo detalle que nuestro ojo es capaz de discernir, con nuestra graduación correctamente ajustada. NO nos da información sobre el esfuerzo que se precisa para ver nítidamente al usar ambos ojos a la vez en lugar de por separado, o cuanta información se puede obtener del mensaje visual.

El tener una Agudeza Visual del 100% no garantiza no tener problemas para leer, escribir, coger un balón, aparcar…

Estado refractivo

Se determina mediante la combinación de diversos factores: desarrollo de la visión, demandas ambientales y la herencia genética.

Miopía

La miopía ocurre cuando el ojo es más largo de lo normal, más potente o una combinación de ambos factores.

La mayor parte de personas con miopía presenta dificultades a la hora de distinguir objetos a distancia.

Hipermetropía

La hipermetropía se presenta cuando el ojo es más corto de lo normal, menos potente, o una combinación de ambos factores.

El mecanismo de la acomodación permite a los sujetos hipermétropes ver nítidamente los objetos distantes en función de la magnitud de su error refractivo, pero, a cambio, deben ejercer un esfuerzo continuado de acomodación.

Los sujetos con esta ametropía no corregida, al cabo de cierto tiempo de esfuerzo visual, llegan a quejarse de dolor de cabeza, fatiga visual y cansancio ocular, lo que puede producir una falta de concentración.

Astigmatismo

El astigmatismo es el error refractivo causado habitualmente por la diferente curvatura de la córnea en sus diversos meridianos. A menudo acompaña a la miopía o a la hipermetropía.

 

Motilidad ocular

La habilidad para mover rápidamente y de forma correcta los ojos de un lugar a otro (sacádicos) y seguir suavemente un objeto (seguimientos).

Los movimientos oculares bien integrados, permiten rapidez y precisión para cambiar de línea en la lectura, cambiar la mirada del libro a la pizarra y son imprescindibles en la práctica de deportes que impliquen seguimientos oculares. En los seres humanos, el control del movimiento de los ojos en la lectura, requiere un alto nivel de precisión.

Un control inadecuado de los movimientos oculares puede hacer que la persona se pierda, se equivoque de renglón, u omita palabras pequeñas cuando lee.

 

Acomodación

Es la habilidad para enfocar los dos ojos rápida y automáticamente, independientemente de la distancia a la que se encuentre el trabajo.

Las actividades como leer o escribir requieren la habilidad de sostener y mantener de forma prolongada la acomodación visual en cerca.

Los problemas de acomodación tienen más impacto sobre el aprendizaje que los problemas de visión que provocan falta de claridad.

 

Integración Binocular

El sistema visual humano está diseñado de manera que los ojos y los músculos recíprocos, trabajen juntos en un alto grado de precisión de manera que los dos ojos parezcan uno sólo. Para poder leer de forma sostenida hay que coordinar los dos ojos hacia dentro y enfocar (acomodar). Esta habilidad está íntimamente relacionada con el Control Ocular del ojo y la Habilidad de Enfocar.

Una persona con buena visión binocular ve así:

Su cerebro, de forma automática e inconsciente, forma una imagen ÚNICA.

Pero, una persona con problemas de visión binocular termina viendo así:

Las imágenes de ambos ojos no pueden unirse a nivel de cerebro con precisión. El cerebro de forma consciente intenta compensar este problema y pierde eficacia y energía para otras funciones como puede ser la comprensión de la lectura de un texto.

Cuando el problema es aún mayor, no sólo no las fusiona, sino que el esfuerzo constante entre un ojo y otro al final crea borrosidad.

Leer un texto en estas condiciones es muy difícil, porque la identificación de las palabras es muy complicada, además se suma el estrés visual que crea intentar ver constantemente y de forma consciente una imagen clara y única.

 

Vergencias

Las vergencias son movimientos binoculares en direcciones diferentes: la convergencia y la divergencia. El objetivo de las vergencias es mantener la visión de los dos ojos sobre el mismo objeto, ya se encuentre éste a mayor o menor distancia.

Convergencia

Es la habilidad necesaria para poder juntar los ojos hacia dentro para mirar objetos que están a una distancia corta (como las palabras a la distancia de lectura), y mantener el alineamiento de los ojos de forma cómoda y eficiente el tiempo necesario (periodo de atención). Esta habilidad se aprende en los primeros años de vida.

Ser capaz de mantener la convergencia de forma cómoda durante el tiempo que realizamos las tareas en distancias cortas (lectoescritura) es esencial para el rendimiento académico.

Divergencia

Es la capacidad de desviar los dos ejes visuales de forma coordinada y precisa hacia fuera. La usamos sobre todo para mirar a un objeto relativamente alejado.

 

Estereopsis

Permite apreciar distancias relativas entre objetos, así como entre los objetos y el observador a través de la visión binocular.

Mediante la visión binocular o estereoscópica se integran las dos imágenes provenientes de ambos ojos en una sola. El cerebro recibe las sensaciones de cada uno de los ojos y las integra para proporcionar una percepción única y en tres dimensiones.

La capacidad de ver en tres dimensiones se cuantifica por la agudeza visual estereoscópica, que determina la profundidad percibida por un sujeto a cierta distancia. Sin embargo, no todas las personas poseen visión binocular, con lo que su percepción de distancias no es tan precisa.

La íntima conexión del aprendizaje con la visión hace que cuando tengamos un problema de la visión se pueda confundir con otro tipo de problema relacionado con el aprendizaje y, por tanto, el verdadero problema se quede sin detectar.

 

Si tienes alguna duda sobre el buen o mal funcionamiento de tus habilidades visuales, acude a una revisión en nuestro Centro de Optometría y Terapia Visual en Gijón. Podemos ayudarte en el caso de problemas de aprendizaje y/o rendimiento escolar. No te quedes con la duda. ¡Consúltanos!