La vista está incluida dentro de la visión, pero no al revés

En este artículo vamos a explicarte que la vista y la visión no son lo mismo, aunque haya muchas personas que así lo crean. Tal como decimos en el título, la vista está incluida dentro de la visión, pero no sucede lo mismo al revés.

La vista es sinónimo de Agudeza Visual (capacidad de ver nítido). Esto es algo que sólo ocurre en los ojos.

La visión, sin embargo, es la manera en que el cerebro procesa la información que le llega a través de los ojos.

Por lo tanto, la visión no sólo es una Agudeza visual del 100%.

 

Nacemos con VISTA, pero la VISIÓN se aprende

La visión es un complejo proceso neurológico en el que somos capaces de identificar, interpretar y comprender lo que vemos. Además, está íntimamente ligado a la audición, el lenguaje, la coordinación motora y el equilibrio. De ahí la importancia de realizar una evaluación completa de todas las áreas visuales y su vinculación en las otras, sobre todo en el aprendizaje.

Veamos un ejemplo: La vista nos permite reconocer la matrícula de un coche a gran distancia, pero la visión es lo que nos permite interpretar la velocidad a la que se acerca el coche, prever el trayecto que va a recorrer y calcular el tiempo que necesita para llegar al punto por el que nosotros queremos cruzar la calle.

La matrícula se ve, pero la velocidad no, aunque para construir la imagen mental de la velocidad de un vehículo necesitamos la información visual.

No vemos con los ojos

La ciencia ha demostrado que no “vemos” con los ojos o nuestro cerebro. La visión es la recepción y procesamiento de la información visual que realiza la persona en su conjunto.

Los ojos no envían al cerebro imágenes sino impulsos eléctricos que pasan por los nervios ópticos. Es a partir de estos impulsos, de los que le cerebro debe construir e interpretar las imágenes

Entre los dos ojos mandan dos veces más información al cerebro que el resto del cuerpo, incluidos todos los sentidos.

Envían 430 veces más mensajes que nuestros oídos.

Ésta es la razón por la que cerramos los ojos al oír música, o para apreciar el sabor o el olor de las cosas si lo queremos hacer más intensamente.

El 80% de las funciones cerebrales están relacionadas, de una u otra forma, con la visión.

El 80% de las funciones cerebrales están relacionadas, de una u otra forma, con la visión. El 70% de lo que se aprende en el colegio se hace a través del sistema visual.

 

La visión está formada por un conjunto de habilidades

Puesto que el 85% de toda la información que recibimos es visual, parece claro que tener unas habilidades visuales eficientes es una parte crítica del aprendizaje, el trabajo e incluso las actividades de ocio.

Los deportistas, por ejemplo, pueden usar la terapia visual para mejorar el rendimiento en su deporte.

El desarrollo de las habilidades visuales incluye el aprender a usar los dos ojos a la vez, de manera eficiente.

Agudeza visual

El tener una Agudeza Visual del 100% no garantiza no tener problemas para leer, escribir, coger un balón, andar en bici…

El que los dos ojos se muevan, se alineen, se fijen y enfoquen al mismo tiempo mejora la habilidad de interpretar y comprender la información visual que nos llega.

Cuando el niño aprende a andar sigue un proceso que comienza por arrastrarse, gatear, ponerse en pie, andar con ayuda, y finalmente andar sin ayuda. En el desarrollo de la visión se produce un proceso parecido, pasando desde el control oculomotor fino al grueso.

Cada habilidad visual se desarrolla sobre la base de la anterior, paso a paso, conforme crecemos.

Sin embargo, muchas personas se saltan un paso de este proceso, o no lo completan bien, o comienzan a realizar las tareas del colegio u otras tareas, que requieran demanda visual, antes de tener una buena base de las habilidades visuales fundamentales y esto puede dar lugar a problemas visuales.

No es bueno adelantar el aprendizaje hasta que la estructura necesaria para interpretar e integrar esa información no esté lo suficientemente madura. 

 

¿Podría mi hijo tener una visión del 100% y tener un problema visual?

No necesito gafas pero me cuesta leer y enterarme de lo que leo

Pero, si no necesito gafas… ¿por qué me cuesta tanto leer y enterarme de lo que leo?

Se pueden tener dificultades visuales aunque no se necesiten gafas. En general se piensa que “ver bien” es ver nítidas las imágenes de lejos y de cerca.

Muchos de los problemas visuales en los niños y su relación con el rendimiento académico, pasan habitualmente desapercibidos en la mayoría de estudios visuales, por lo que son de poca utilidad para la detección de estos problemas.

Estos exámenes visuales sólo revelan un 5% de los problemas visuales. Se mide la Agudeza Visual, pero NO las habilidades relacionadas con el aprendizaje.

Este tipo de exámenes visuales NO dan una indicación real de las necesidades visuales de la mayoría de los niños.

La visión se aprende en la infancia, y puede hacerse de manera adecuada o inadecuada. Nosotros nos dedicamos a modificarla a cualquier edad. ¡Consúltanos!

Las imágenes de esta entrada son las diapositivas correspondientes a un taller de VISUALIA para colegios. Si quieres más información, no dudes en consultarnos.