Quiero dar las gracias a la clínica VISUALIA por todo lo que hicieron por mí.

Como consecuencia de un ataque epiléptico, me encontraron una malformación de nacimiento en una vena de la cabeza. Después de hacerme dos embolizaciones y una cirugía para reparar la zona afectada, el ojo derecho me quedo con visión doble.

Desde el HUCA me recomendaron esta clínica para hacer rehabilitación y así recuperar la visión normal. Personalmente, no sabía que este tipo de tratamientos existían y fui un poco desconfiado.

En VISUALIA me encontré con profesionales muy agradables que me ayudaron mucho. Después de hacer una serie de ejercicios tanto en la clínica como en casa consiguieron que mi ojo volviera a la normalidad.

Por lo que animo a las personas que puedan tener estos problemas, a que acudan a VISUALIA.

Gracias

Testimonio de paciente de Terapia Visual en Asturias: José Manuel, 55 años