En esta entrada verás cómo el Procesamiento Auditivo Central (PAC) de los niños (la audición infantil) tiene gran influencia sobre el aprendizaje escolar y porqué es importante detectar a tiempo si existe algún problema en este sentido para atajar y evitar dificultades en el rendimiento académico y fracaso escolar.

Audición infantil

Cuando el niño viene al mundo, la ruta auditiva ya está formada, pero necesita ser estimulada para desarrollarse y madurar.

A lo largo de los 3 primeros años de vida recibe gran cantidad de estímulos de su entorno, y comienza a analizarlos y procesarlos. Gracias a esto aparece la comprensión y el lenguaje; inicialmente son más rudimentarios y van sofisticándose paulatinamente, en función del entorno en el que se desarrollan.

Problemas de audición infantilRecordemos que a lo largo de los primeros años de vida es cuando se van desarrollando las diferentes herramientas del procesamiento auditivo. Y es en este periodo cuando resulta relativamente fácil alterar este desarrollo.

Entre los niños de 2 a 6 años es frecuente encontrarnos con problemas de “mocos” y “otitis”, que bloquean la entrada de información auditiva de calidad en un momento fundamental para el desarrollo auditivo. Es la causa de un elevado porcentaje de niños que presentan retrasos en el lenguaje.

Una correcta capacidad de discriminación auditiva y una correcta atención selectiva son requisitos indispensables para la correcta adquisición del lenguaje, el desarrollo de la lecto-escritura, del oído musical, del aprendizaje de lenguas extranjeras y la capacidad de atención necesaria para la adaptación correcta al entorno académico.

Por el contrario, una audición deficiente impide discriminar con precisión los sonidos del lenguaje, haciendo más difícil su comprensión. Es por este motivo por el que no podemos trabajar con el niño el lenguaje oral y escrito si antes no hemos trabajado el procesamiento auditivo.

 

El Procesamiento Auditivo Central (PAC) y su influencia en el aprendizaje

Los problemas más típicos de percepción y procesamiento de los estímulos que recibe la ruta auditiva son los que exponemos a continuación. Como verás, pueden tener mucha en influencia en el aprendizaje.

Problemas de aprendizaje y audición infantil

Hiposensibilidad auditiva

Si un niño no percibe adecuadamente, puede tener problemas del lenguaje; desde un leve problema de claridad o pronunciación, hasta un retraso en el desarrollo o incluso una falta de aparición del lenguaje.

Hipersensibilidad auditiva

Suelen ser niños con problemas de sueño, despertándose varias veces a lo largo de la noche cuando oyen un ruido (camión de la basura, el vecino que llega tarde, el hermano que se levanta al baño). Son capaces de oír sonidos que los demás no oímos, como, por ejemplo, el niño que decía que no podía hacer los deberes en la cocina porque el ruido del frigorífico no le dejaba concentrarse.

Distorsión auditiva

La distorsión auditiva afecta especialmente al rendimiento escolar. En estos casos, a veces existe una inconsistencia en los errores: ¿Por qué un niño escribe correctamente la palabra “problema” algunas veces y en cambio otras veces no? Puede depender de la voz del profesor, de su pronunciación y de la rapidez con que usa los fonemas y, sobre todo, del estado fisiológico del niño, es decir, del sueño, cansancio, hambre, un resfriado, mocos en el conducto auditivo, etc.

Falta de filtros

Se da en aquellos niños que se despistan con el “vuelo de una mosca”, que oyen el grifo, el pájaro, la persona hablando en la habitación contigua, que trabajan mejor cuando están solos.

Lateralidad auditiva

En el caso de niños que no tienen definida esta lateralidad podemos observar que les resulta difícil centrar la atención auditiva, les falla la memoria necesaria para repetir series de más de cuatro o cinco sonidos, especialmente si son números o letras, les cuesta mucho repetir los estímulos en el mismo orden en que los han oído. GENERALMENTE recuerdan bien el primero, el segundo y el último.

Por todo esto, las revisiones auditivas deberían estar incluidas en los años preescolares. De esta manera podemos contribuir a que un problema auditivo detectado a tiempo no interfiera negativamente en el aprendizaje del niño.

No hay que estar “sordo” para tener problemas auditivos

Hay que entender que no hay que estar “sordo” para tener problemas auditivos, de la misma manera que no hay que estar ciego para llevar gafas.

En Visualia trabajamos con SENA© tanto en la parte de evaluación del paciente como en la de intervención con el paciente.

SENA© es un software basado en los principios de la audiología moderna y es recomendable para todas las edades y complementa el tratamiento en las siguientes alteraciones:

  • Trastorno por Déficit de Atención
  • Hiperactividad
  • Dislexia
  • Problemas de lenguaje oral y escrito
  • Memoria
  • Autismo y trastornos del desarrollo
  • Hiperaudición o audición dolorosa

Ponte en contacto con nosotras para evaluar si tu hijo/a tiene algún problema de audición infantil y evitar así, males mayores.